27/12/12

Thinking how it used to be, does she still remember times like these?

Los ojos bien abiertos y cansados,
aquella vivacidad que un día te dieron, hoy te muestran aquel profundo vacío.
Llorás, llorás por que nunca pudiste diferenciar,
el pie izquierdo del derecho,
y te tropezás con los cordones mal atados.
Uno, dos, tres,
los brazos cansados, se caen,
las cicatrices queman,
 borrachas de tanto alcohol en tus venas.
Y tus pétalos caen uno por uno
cual entrado otoño,
sin darte cuenta,
que recién comienza la primavera.

No hay comentarios.: